Psst...

Do you want to get language learning tips and resources every week or two? Join our mailing list to receive new ways to improve your language learning in your inbox!

Join the list

Spanish Audio Request

Sandrahmai
908 Words / 1 Recordings / 1 Comments
Note to recorder:

Castellano de España, no el seseo, velocidad normal
Gracias

FACTORES QUE INFLUYEN DIRECTAMENTE EN LA DESMOTIVACIÓN DEL PERSONAL

1. Exceso de micromanagement

Los directivos que lo aplican puede que tengan las mejores intenciones, pero se sabe que de ellas, como decía William Blake, está empedrado el camino al infierno. En la práctica el micromanagement es una tortura. Un responsable de equipo que esté continuamente encima de tu trabajo no hay quien lo soporte. Y en este caso conviene recordar la máxima: Las personas no renuncian a su puesto de trabajo. Renuncian a sus jefes.

Como explica Jim Collins, uno de los grandes expertos del management: «En el momento que piensas que necesitas gestionar una persona de cerca, sabes que has cometido un error de contratación».

Si no puedes confiar en tus subordinados es porque has hecho algo mal. Pero si has formado un equipo con las personas adecuadas en el puesto adecuado, déjales el espacio suficiente para que puedan desarrollar su trabajo con autonomía: determinar sus prioridades, definir las fechas de entrega que consideren posibles, tomar las decisiones que les correspondan, etc.

Puntúa de 1 a 10 tu estilo de liderazgo. La máxima puntuación, si dejas a tu equipo trabajar con autonomía y la mínima, si practicas el micromanagement y estás demasiado encima de cada uno de tus subordinados.

2. Falta de reconocimiento al trabajo bien hecho La retribución económica es importante, pero quizá más aún lo es el saber que nuestro trabajo resulta apreciado y tiene valor. Un empleado lo sabe con certeza cuando recibe algún elogio, comentario o feedback positivo por parte de su jefe cuando ha hecho algo bien. Puede ser por escrito o de viva voz, da igual, pero siempre de manera inmediata, en un plazo no superior a las 24 horas. Pero lo cierto es que la mayoría de jefes nos hemos entrenado en o que habituados a lanzar críticas que a reconocer el trabajo bien hecho. detectar no funciona en una empresa y estamos mucho más Muchos estudios demuestran que los equipos más eficientes son aquellos en los cuales el comentario o el feedback positivo se impone frente a las críticas en una relación de casi 3 a 1. A este coeficiente cifrado exactamente en 2,9 de positividad se le conoce con el nombre de Línea de Losada, en honor al psicólogo chileno Marcial Losada que lo calculó. Una lluvia constante de críticas sin reconocimiento alguno ni comentarios positivos que compensen es la receta infalible para desmotivar a tu equipo. Y tampoco vale, para el caso, el llamado feedback sándwich, que consiste en lanzar una critica entre dos falsos elogios o comentarios positivos interesados. Para que funcione, el feedback positivo debe ser sincero y presentarse aislado. Si cada miembro de tu equipo recibe un feedback positivo al menos una vez a la semana y en un plazo no mayor a las 24 horas de su logro, entonces tienes 10 puntos. Por el contrario, si eres de los que hay que sacarle las palabras positivas con sacacorchos, pues te corresponde un 1.

3. Inseguridad laboral Otro factor crucial que influye directamente en la motivación de los empleados es la salud financiera de la compañía. Si el futuro de su puesto de trabajo es incierto, esa persona estará lógicamente desmotivada. Y si se da ese caso, poco podremos hacer al respecto, pero al menos debemos ser conscientes de ello para atajar la situación. Cuando un barco se hunde, todos se disponen a abandonarlo. Como capitanes u oficiales de la embarcación, no podemos enfadarnos con la tripulación al notar movimientos en ese sentido. Por el contrario, eso nos impedirá conocer la situación real de cada persona, analizarla y buscar soluciones posibles.

La cruda realidad es que resulta extremadamente difícil retener el talento en tiempos de crisis. Lo mejor que puedes hacer al respecto es practicar la transparencia: comunica de manera fluida (semanal o mensual) y honesta (no ocultes los datos desfavorables ni inventes proyecciones no creíbles) el estado real de la compañía. Eso al menos reforzará el sentido de lealtad en tu equipo y te evitará amargas sorpresas.

Evalúa de 1 a 10 el estado de tu empresa. Máxima puntuación si estás creciendo a un ritmo superior al del mercado. La mínima si caes y no mantienes a todo tu equipo informado de la situación.

4. Falta de liderazgo real Los ingleses diferencian entre un leadership-team y un leadershEEp-team. Con el primer término se refieren al equipo directivo. En el segundo caso, al añadir la palabra sheep, que significa oveja en español, se refieren a un rebaño. Es decir, ¿tienes un buen equipo directivo o dirige tu compañía un rebaño de ovejas?

Si se instala en tu empresa la opinión generalizada de que los líderes son incompetentes, que les falta criterio o visión de conjunto, y que no dirigen la compañía con la orientación adecuada, entonces las personas pierden la fe en el proyecto de la empresa, y la motivación cae en picado.

Peter Drucker escribe en su bestseller The Effective Executive: «En los asuntos humanos, la distancia entre los líderes y el promedio es una constante». Si tu equipo directivo es un rebaño de ovejas, entonces el resto de la empresa pronto lo será también.

Del 1 al 10 ¿cómo evalúas la estructura y la capacidad del equipo directivo de tu empresa? l1al. ¿Es un rebaño de ovejas (1 punto) o es un equipo directivo sénior con una visión clara de la empresa y un plan viable para alcanzar los objetivos? (10 puntos)

Recordings

  • FACTORES QUE INFLUYEN DIRECTAMENTE EN LA DESMOTIVACIÓN DEL PERSONAL ( recorded by Olafo ), Castilian Spanish

    Download Unlock
    Corrected Text
    more↓

    FACTORES QUE INFLUYEN DIRECTAMENTE EN LA DESMOTIVACIÓN DEL PERSONAL

    1. Exceso de micromanagement

    Los directivos que lo aplican puede que tengan las mejores intenciones, pero se sabe que de ellas, como decía William Blake, está empedrado el camino al infierno. En la práctica el micromanagement es una tortura. Un responsable de equipo que esté continuamente encima de tu trabajo no hay quien lo soporte. Y en este caso conviene recordar la máxima: Las personas no renuncian a su puesto de trabajo. Renuncian a sus jefes.

    Como explica Jim Collins, uno de los grandes expertos del management: «En el momento que piensas que necesitas gestionar una persona de cerca, sabes que has cometido un error de contratación».

    Si no puedes confiar en tus subordinados es porque has hecho algo mal. Pero si has formado un equipo con las personas adecuadas en el puesto adecuado, déjales el espacio suficiente para que puedan desarrollar su trabajo con autonomía: determinar sus prioridades, definir las fechas de entrega que consideren posibles, tomar las decisiones que les correspondan, etc.

    Puntúa de 1 a 10 tu estilo de liderazgo. La máxima puntuación, si dejas a tu equipo trabajar con autonomía y la mínima, si practicas el micromanagement y estás demasiado encima de cada uno de tus subordinados.

    2. Falta de reconocimiento al trabajo bien hecho La retribución económica es importante, pero quizá más aún lo es el saber que nuestro trabajo resulta apreciado y tiene valor. Un empleado lo sabe con certeza cuando recibe algún elogio, comentario o feedback positivo por parte de su jefe cuando ha hecho algo bien. Puede ser por escrito o de viva voz, da igual, pero siempre de manera inmediata, en un plazo no superior a las 24 horas. Pero lo cierto es que la mayoría de jefes nos hemos entrenado en detectar lo que no funciona en una empresa y estamos mucho más habituados a lanzar críticas que a reconocer el trabajo bien hecho. Muchos estudios demuestran que los equipos más eficientes son aquellos en los cuales el comentario o el feedback positivo se impone frente a las críticas en una relación de casi 3 a 1. A este coeficiente cifrado exactamente en 2,9 de positividad se le conoce con el nombre de Línea de Losada, en honor al psicólogo chileno Marcial Losada que lo calculó. Una lluvia constante de críticas sin reconocimiento alguno ni comentarios positivos que compensen es la receta infalible para desmotivar a tu equipo. Y tampoco vale, para el caso, el llamado feedback sándwich, que consiste en lanzar una critica entre dos falsos elogios o comentarios positivos interesados. Para que funcione, el feedback positivo debe ser sincero y presentarse aislado. Si cada miembro de tu equipo recibe un feedback positivo al menos una vez a la semana y en un plazo no mayor a las 24 horas de su logro, entonces tienes 10 puntos. Por el contrario, si eres de los que hay que sacarle las palabras positivas con sacacorchos, pues te corresponde un 1.

    3. Inseguridad laboral Otro factor crucial que influye directamente en la motivación de los empleados es la salud financiera de la compañía. Si el futuro de su puesto de trabajo es incierto, esa persona estará lógicamente desmotivada. Y si se da ese caso, poco podremos hacer al respecto, pero al menos debemos ser conscientes de ello para atajar la situación. Cuando un barco se hunde, todos se disponen a abandonarlo. Como capitanes u oficiales de la embarcación, no podemos enfadarnos con la tripulación al notar movimientos en ese sentido. Por el contrario, eso nos impedirá conocer la situación real de cada persona, analizarla y buscar soluciones posibles.

    La cruda realidad es que resulta extremadamente difícil retener el talento en tiempos de crisis. Lo mejor que puedes hacer al respecto es practicar la transparencia: comunica de manera fluida (semanal o mensual) y honesta (no ocultes los datos desfavorables ni inventes proyecciones no creíbles) el estado real de la compañía. Eso al menos reforzará el sentido de lealtad en tu equipo y te evitará amargas sorpresas.

    Evalúa de 1 a 10 el estado de tu empresa. Máxima puntuación si estás creciendo a un ritmo superior al del mercado. La mínima si caes y no mantienes a todo tu equipo informado de la situación.

    4. Falta de liderazgo real Los ingleses diferencian entre un leadership-team y un leadershEEp-team. Con el primer término se refieren al equipo directivo. En el segundo caso, al añadir la palabra sheep, que significa oveja en español, se refieren a un rebaño. Es decir, ¿tienes un buen equipo directivo o dirige tu compañía un rebaño de ovejas?

    Si se instala en tu empresa la opinión generalizada de que los líderes son incompetentes, que les falta criterio o visión de conjunto, y que no dirigen la compañía con la orientación adecuada, entonces las personas pierden la fe en el proyecto de la empresa, y la motivación cae en picado.

    Peter Drucker escribe en su bestseller The Effective Executive: «En los asuntos humanos, la distancia entre los líderes y el promedio es una constante». Si tu equipo directivo es un rebaño de ovejas, entonces el resto de la empresa pronto lo será también.

    Del 1 al 10 ¿cómo evalúas la estructura y la capacidad del equipo directivo de tu empresa? l1al. ¿Es un rebaño de ovejas (1 punto) o es un equipo directivo sénior con una visión clara de la empresa y un plan viable para alcanzar los objetivos? (10 puntos)

Comments

Sandrahmai
July 19, 2020

¡Muchísimas gracias!